lunes, 8 de abril de 2013

Visón superficial sobre una cultura profunda de un inexperto y recién llegado.

En México se te seca la boca todo el tiempo, como que no te alcanza la saliva. Quizás por eso es el país que más refrescos consume por habitante. En México las frutas son muy sabrosas. Se venden jugos y comida por la calle. A los lugares a dónde voy siempre hay muchos enchufes. En México bajo mi criterio estético (que seguramente se vaya a ver afectado con el pasar de las semanas) hay mucho menos cantidad de mujeres bonitas en comparación con Argentina. En México si te charlás con otro argentino sólo hablás de comparar una cultura con otra, una ciudad con otra, casi exclusivamente se habla de eso. En México casi todo está construido en falsa escuadra. O se vieron afectados por los terremotos, seguramente. En México hay muchas casas inclinadas. Cada tanto el piso tiembla, aún no sentí eso. En México hay mucho trabajo para la gente que quiere hacer cosas, muchas oportunidades. Hay mucho picante y muchos medicamentos para la panza en todos lados. En México, será que hay mucha estática, pero en todos se dan chispita entre todos cuando se tocan. En muchas farmacias venden cigarrillos y otros productos. En México las publicidades son muy muy chistosas. En México la gente es muy amable y servicial. En México muchos dejan el 15% de propina, y si pagan con débito dicen "ponle el 15", o algo así. A la cerveza muchas veces se la mezcla con unas salsas, también picantes. Es normal pedirse un shot y una cerveza, aunque el shot no necesariamente se toma de un shot, sino que de a poquito. En México hay un tráfico tremendo, aún así no me gritaron nunca ni me tocaron la bocina por andar en bicicleta e incomodarlos. En México en vez de decirte "¿qué?" te dicen "mande". El DF es enorme sí, pero uno siempre se mueve por las mismas zonas, asique no se siente tanto eso. En México el transporte público funciona muy bien y te mueve fácilmente por la ciudad. Aún no probé el subte en las horas pico. En México no encuentro lugares para tirarme en el pasto, ni en los parques. En México hay grandes mercados, en los que uno puede encontrar cualquier cosa que se le ocurra. En méxico había "trapitos" pero parece que ya no hay más, y les decían "Franela", me pareció cómico eso. En México hay un montón de lugares paradisíacos para conocer. En México el acento mexicano es gracioso, al menos para mi y otros. El idioma tiene mucho slang que siempre suena bien. En México no hay tachos, o no los encuentro, no sé. En las farmacias tienen un consultorio que te atiende un doctor, gratis, que luego te receta los medicamentos que necesitás para que los compres en esa farmacia, claro. En México todo es un poco mágico. Etcétera.

1 comentario:

Anónimo dijo...

no puedo creer que el primer comentario sea ese, que hay menos mujeres bonitas que en Argentina! jajajaja, eso dice mucho de los argentinos mas que de los mexicanos, y no me refiero al sentido estético por supuesto!
De tu futura casera