martes, 23 de abril de 2013

Palomas y electricidad

"A mi me parece que tu sólo quieres una aventura", me dijo una chica con mucha razón. "El alcohol es un muy buen lubricante social" dijo un taxista con mucha razón. Conocí a Carlos, un chico que parece de lo más tradicional desde lo visual. Luego de conversar unas pocas palabras se enrareció todo cuando me contó que su pasión era matar palomas, aunque dijo "cazar". El sueño de Carlos es viajar a Argentina donde parece que se baten récords en la caza de palomas. Obviamente yo me imaginé al loco en plaza de mayo o en algún lugar así con palomas urbanas, pero no. Estas palomas son diferentes, y los cazadores se las comen y al parecer son sabrosas. Ahora cuando veo a Carlos de lejos, le hago un gesto tipo de disparo, y nos reímos. El viernes vino Huguito desde Puebla a visitarnos a mi y a Diego Hurtado que estaba de paso por la ciudad por un trabajo. Tomamos unas copas y charlamos de la vida. Intentando convencer a Hugo de venirse para el DF y dar el gran salto. Fuimos a las luchas e hinchamos por los rudos. Luego ya sin Hurtado nos tomamos otros tragos. Así como vendedores de rosas, o chicles, o lo que sea, en México por la calle de noche pasa el "vendedor de electricidad", bien raro esto. Pasa el tipo con una batería de energía, tipo de auto, y te ofrece darte un shock de electricidad. Algunos dicen que es para bajarte el pedo, otros dicen que se hace sólo porque es divertido. En fin que decidimos probar. El tipo te entrega como dos manijas, conectadas a un cable, y arranca a dar electricidad de a poquito y luego va subiendo hasta que uno dice basta. La onda es formar un círculo en un grupo de X cantidad de personas, en nuestro caso 3, tomadas de la mano. Los de las puntas agarran estas dos manijas, que con el cable van hasta la batería que maneja el señor malvado. Se entiende? Huguito estaba en el medio y Jose del otro lado. O sea yo agarraba con una mano la manija y con la otra a hugo, lo mismo Jose. Yo sería el encargado de decir basta. Empezó la energía y se sentían todas la parte interna de la muñeca ahí en las venas, vibrando mucho. Rarisima la sensación. Y a medida que el tipo iba subiendo los volteos se sentía cada vez más, violento. Nos reiamos sufriendo. En un momento se puso heavy y ahí grité basta. La vida siguió normal. Hurtado sugirió antes que el contacto sea con una chica y por la boca, pasando la electricidad por la lengua. Habría que ver. No se asusten igual. Estoy bien y cuerdo. En el bar-boliche que probamos no tuvimos éxito ni nos gustó mucho. Asique decidimos ir por una última cerveza a un bar que me había gustado. Al llegar vimos que estaba cerrado. Vimos unos 4 jóvenes que esperaban en la puerta de un edificio, y pude sentir la música en alguno de esos pisos. Le dije a Hugo "ahh, es acá". Hugo no me entendió pero le hice una cara y se quedó en silencio. Le pregunté a uno de esos chicos: "chicos ya tocaron el timbre? ahí bajan". "Sí", me dijo. Listo. Ya teníamos entrada a la fiesta. Deberíamos ver qué pasaba cuando bajaban a abrir. Pero parecíamos parte del grupo de la puerta. Bajó la chica y abrió la puerta. Yo intenté mezclarme en el grupo y de hecho pasé segundo. Le di un beso y le pregunté cómo estaba, sin dudar en pasar. Y así entramos. Un piso lleno de gente extranjera, y Jenny que festejaba no sé, algo festejaba Jenny. Muy similar a lo que sería una "trial party" en treviso. Igualito. Con gente de muchos países, todos buena onda. En eso, estaba sobre el pasillo esperando para el baño y se acerca una chica y me dice "muestrame tus manos", con tonada española. Imaginé que quería ver mi tatuaje, asique después de un poco de juego se las mostré. Me dice "tu estabas en el bus hacia puebla hace un tiempo verdad?". Y ahí me acordé. En mi viaje de ida a Puebla se sentó una chica española al lado mío, que también iba con su madre y su hermana. Bastante bien. No me animé a hablarle aunque estuve queriendo todo el viaje. El asunto familiar me dio como vergüenza. Lo loco es que al día siguiente yo volví de puebla en un bus y ella también tomó ese bus, aunque no se sentó al lado mío esta vez, y sí intercambiamos una sonrisa. Decenas de buses van y vienen por día a Puebla. Y me la crucé en ambos. Y lo más loco es que luego me la cruzó en una fiesta a la que entramos de pura casualidad. Eso si que fue más raro que el cazador de palomas y el villano electrizante. Igual con la chica no pasó nada. Yet. Se estaba yendo en ese momento, y me invitó a la fiesta que se haría en su casa al día siguiente. A la que no fuí. El sábado sí que tuve sexo, sí. Y el domingo sí que tuve resaca, sí. También una fiesta divertidisima durante el día. Bailé más que nunca. Empiezo a conocer mucha gente con la que me siento identificado y comparto estilos. En un rato me mudo :)

miércoles, 17 de abril de 2013

El Ángel.

Cada vez son más las personas que me dicen que tengo un ángel especial. No sé si es un ángel, o un toque mágico, o el aprendizaje que tuve con los felinos o el karma positivo que me toca o si soy yo que me permito viajar al futuro y armarme un escenario para luego volver al pasado-presente y transitarlo. No sé bien qué es, pero tengo algo.

El otro día fuí a una inauguración en un local/tienda de diseño pero que tiene como un espacio de galería, pequeñito. La inauguración explotaba de gente. Me dieron ganas de eso. Pedí el mail de la persona que se encargaba de las muestras, si bien el lugar es más del mundo del diseño y la ilustración. Igual decidí escribir, un par de días después la respuesta fue: "No tenemos fechas disponibles hasta marzo del 2014. Sin embargo, pronto enviaremos una convocatoria para nuevos talentos donde puedes participar, la daremos a conocer a través de nuestra cuenta de Fb.
link
Éxitos"
Ufff, me puso del orto. Me enojé, me dio bronca. Es obvio que no vieron nada de lo que les mandé. Me enojó de ellos, puse mi enojo ahí, pero luego lo puse en mi. Para qué les escribí?? Si ni siquiera fueron capaces de ver mi propuesta. Porqué les mandé una propuesta a ellos? Como todo enojo, se me pasó. Nunca más voy a escribir pidiendo un espacio para exponer, never. Los espacios tienen que encontrar a los artistas, y no viceversa. Ya sabía esto, es el ABC, no funciona de esta manera el circuito.
Días después recibí un mail de un tipo desde Slovenia preguntando si me interesa exponer en un centro de exposiciones de allá, con la posibilidad de que la muestra siga de gira en Croacia, Bosnia, Serbia y algunos países de europa del este. Ya confirmamos el espacio para principios de 2014. En esos mismos días un joven artista me propuso exponer en el DF en un nuevo espacio que están armando. El 8 de mayo inauguro "Mi Porno" en Mexico City, esta casa/espacio cultural medio trash medio cool. Perfecto para empezar.
Firmé contrato con mi próximo hogar temporal. Me mudo la semana que viene.
Estoy con bastante trabajo. Más de lo que esperaba por ser el primer mes. Lo cual alienta proyectos y relaja cuestiones importantes que permiten estabilidad y proyección aún más positiva.
Se vienen viajes cortos y viajes largos. Se vienen historias de amor interesantes.
Pero por ahora todo esto, que lo comparto con mucha felicidad. Qué bueno que estoy acá. Qué bueno que estoy así.

lunes, 8 de abril de 2013

Visón superficial sobre una cultura profunda de un inexperto y recién llegado.

En México se te seca la boca todo el tiempo, como que no te alcanza la saliva. Quizás por eso es el país que más refrescos consume por habitante. En México las frutas son muy sabrosas. Se venden jugos y comida por la calle. A los lugares a dónde voy siempre hay muchos enchufes. En México bajo mi criterio estético (que seguramente se vaya a ver afectado con el pasar de las semanas) hay mucho menos cantidad de mujeres bonitas en comparación con Argentina. En México si te charlás con otro argentino sólo hablás de comparar una cultura con otra, una ciudad con otra, casi exclusivamente se habla de eso. En México casi todo está construido en falsa escuadra. O se vieron afectados por los terremotos, seguramente. En México hay muchas casas inclinadas. Cada tanto el piso tiembla, aún no sentí eso. En México hay mucho trabajo para la gente que quiere hacer cosas, muchas oportunidades. Hay mucho picante y muchos medicamentos para la panza en todos lados. En México, será que hay mucha estática, pero en todos se dan chispita entre todos cuando se tocan. En muchas farmacias venden cigarrillos y otros productos. En México las publicidades son muy muy chistosas. En México la gente es muy amable y servicial. En México muchos dejan el 15% de propina, y si pagan con débito dicen "ponle el 15", o algo así. A la cerveza muchas veces se la mezcla con unas salsas, también picantes. Es normal pedirse un shot y una cerveza, aunque el shot no necesariamente se toma de un shot, sino que de a poquito. En México hay un tráfico tremendo, aún así no me gritaron nunca ni me tocaron la bocina por andar en bicicleta e incomodarlos. En México en vez de decirte "¿qué?" te dicen "mande". El DF es enorme sí, pero uno siempre se mueve por las mismas zonas, asique no se siente tanto eso. En México el transporte público funciona muy bien y te mueve fácilmente por la ciudad. Aún no probé el subte en las horas pico. En México no encuentro lugares para tirarme en el pasto, ni en los parques. En México hay grandes mercados, en los que uno puede encontrar cualquier cosa que se le ocurra. En méxico había "trapitos" pero parece que ya no hay más, y les decían "Franela", me pareció cómico eso. En México hay un montón de lugares paradisíacos para conocer. En México el acento mexicano es gracioso, al menos para mi y otros. El idioma tiene mucho slang que siempre suena bien. En México no hay tachos, o no los encuentro, no sé. En las farmacias tienen un consultorio que te atiende un doctor, gratis, que luego te receta los medicamentos que necesitás para que los compres en esa farmacia, claro. En México todo es un poco mágico. Etcétera.

miércoles, 3 de abril de 2013

El dilema

Entonces me pregunto qué publicar y qué no publicar. Qué decir y qué callar al público. En mi cuaderno, diario íntimo personal, escribo ciertas cosas, muchas inpublicables. Y en este blog otras. El sólo haber dicho la palabra sexo quizás incomodó a algunos de mi familia. Lo entiendo. Pero qué hago? Para quién escribo? Escribo para mi, porque me hace bien, porque me gusta, y publico para los demás, porque me hace bien, porque me gusta. En el camino transitado me voy exponiendo cada vez más y siendo más vulnerable, disfruto de eso, justamente porque es uno de los objetivos que entendería hoy que tiene que ver con ser artista y y con esa necesidad de compartir una visión de las vivencias personales. Y qué pasa cuando parte de esas vivencias o la falta de las mismas están vinculadas al sexo? entonces qué debo hacer con eso? un blog paralelo para expresarme, o talvez sea mejor dejarlo en mi cuaderno íntimo. Nosé, me lo pregunto a mi mismo sobre todo si bien apretaré "publish" al final de estas lineas. Reflexiono sobre eso en estos días. Desconozco cómo accionar. Me encantaría compartir todo, como me salga.