sábado, 10 de octubre de 2009

Beyró está de vuelta.

Inspirado en un post que me hizo llegar "AVentura" me decido a retomar el mío. Quizás de una manera distinta, quizás de la misma, no lo tengo muy claro ni me preocupa. Seguramente los seguidores se habrán cansado de seguirme por la falta de continuidad o regularidad. Encontraré la manera de traerlos de vuelta y de invitar a nuevos.

Con respecto a mi situación actual:
Estoy en España pasando unos días y semanas en casa de mi hermano Sebas. Pronto volveré a Bs As. Mientras tanto, experimento la pintura al óleo y el color. Mi amigo Clarividente Daltónico me dijo "Pintá el mar al óleo, y date cuenta de que el agua sí se mezcla con aceite". De todas maneras estoy pintando rostros, quizás me de cuenta de lo mismo con una lágrima. Por ahora son sólo experimentos y entrenamiento. Mostraré algo cuando lo sienta apropiado.

Con respecto a mi amor por Siemens:
Yo tuve que moverme de Italia, y como casi todos saben, anduve dando vueltas y buscando casa, primero en Inglaterra, luego en España y ahora me espera Argentina hasta encontrar nuevo destino. El no tener la ciudadanía complica las cosas un poco más. Siemens, italiano, comunitario europeo, gato, y por sobre todas las cosas, un gran amigo mío, me dijo que no le gusta eso de andar viajando. Me explico que a pesar de tener rasgos muy humanos él es un gato y como tal es una ser casero y territorial. No le copa mucho la idea de andar viajando sin tener una casa definitiva. En Catbook (el similar a facebook para gatos con onda) encontró una hembra de Treviso, en casa de una señora mayor que yo también conocía. El caso es que Siemens prefirió quedarse. Me costó mucho el despegue, pero no quise forzarlo a venir conmigo siendo egoísta. Así que hasta nuevo aviso, Siemens estará en Italia.
Por suerte chateamos día por medio vía iCat y con su camarita me muestra su habitación, el jardín y me cuenta lo bien que está. Nos extrañamos mucho, pero ahora cada uno busca un camino en su vida, hasta que los nuestros se vuelvan a cruzar.

1 comentario:

Danita dijo...

Llegué acá por la nota que salió en el último número de la revista Gataflora, porque me encantó tu historia, así que soy de las nuevas lectoras de este espacio.

Confieso que me angustió un poco leer lo de Siemens. Quizás porque yo tengo acá al lado mío a Julie, que no podría dejarla por nada del mundo (me retiene acá en este país jajaja).

Bueno, seguiré leyendo tu blog.
Saludos desde Baires.

Danita*