jueves, 12 de julio de 2007

Viaje y primer dia en Treviso.


Que tal!
Gracias por los mails de feliz cumpleaños y buena onda!
No llegué a lleer todos ni a responder ninguno. En este momento me uzurpé una maquina que no es mia. Después llega la mia y ya tendré tiempo y espacio y hasta quizás tranquilidad, ja.
Ufff, por dónde empezar. Las palabras y frases más repetitivas son, "uhhh" "que zarpado" "wow" "no lo puedo creer, mira eso", y cosas bastante simiares que se refieren a imagenes impactantemente lindas y agradables. De alguna manera es como estar teniendo unas fántasticas relaciones sexuales entre mis ojos y las situaciones y lugares. Subimos al avión y recibimos un mensajito, cuando todavía se podía, contándonos que estaba nevando. Rarisimo. Ya vimos fotos. Lindo eso.
Ya subir a un avión tan grande fue empezar, justamente a lo grande. Ni Gabo (mi compa argentino de este viaje, lo van a leer seguido) ni yo, habiamos viajado en un avión grande. Jugamos con nuestras pantallitas personales y teníamos dos asientos libres entre el mio y el suyo, porque viajamos en la hilera del medio.
Fue dificil calcular en que minuto cumplía años exactamente según las coordenadas. Decidimos que dos horas antes de llegar a Madrid era un buen momento. La azafata no nos quizo regalar champagne, asique brindamos con un vaso de plástico con jugo y un sanguche de avion seco. Fue genial. Después nos regalaron chocolates. Y los azafatos y azafatas me felicitaron con tonada española. En Madrid no esperamos casi nada. A las corridas nos perdimos varias veces en el aeropuerto. Muchos nervios, cansancio y algunas contracturas de avión. Luego otro avión a Milán. Pisamos suelo italiano!
Mi valija llegó sin una rueda y con las manijas un poco rotas. No recomiendo floresta para comprar valijas de viajes largos y pesados. Agotador fue transportarla, casi arrastrarla, sin el desliz que te permiten esas ruidosas pero tan necesarias rueditas.
Bueno en resumen, con nuestro nulo italiano y un poco de ingles conseguimos un ticket para viajar en un autobus que nos conectaba con la estación de tren. Lo mismo para el ticket del tren hasta treviso. Obviamente muchas mini anectodas sucedieron en el interín. De milán vimos muy poco, casí nada. No nos dabamos mucha cuenta aún de que estabamos en Europa. Pies cansados, ojeras, espaldas con nudos marineros, mentes ilusionadas, pelos engrasados, y ojos encantados.
En este viaje en tren nos relajamos un poco. Unas tres horas, mirabamos por la ventana, nos mirabamos, cabeceabamos del sueño, pero sonreíamos por lo que venía.
El tren no es como en buenos aires. Si bien el de buenos aires es un tren, este era como un poco más tren.
Después de nueve paradas llegó Treviso, nuestro lugar del próximo año. Bajamos. Andrés (nuestro "tutor" en Fabrica, un groso y buena onda) nos estaba esperando.
Taxi hasta nuestros departamento. Juego de llaves para cada uno. Mucha ilusión. En todo ese recorrido vimos cosas que pensabamos que solo existían en las peliculas, o que solo podían ser imaginadas leyendo un buen libro. Calles angostas, arquitecturas muy antiguas, iglesias, pasajes, canales, autos carisimos. Wow, nosé bien como contarlo. Simplemente, o complejamente, fabuloso.
Bajamos del taxi. Ese era el portón de nuestro departamento. Departamento de tres pisos, no hay mucho más que eso. Cual feliz domingo, experimentamos con las llaves del llavero para ver cual era. Entró. No sonó la música pero la imaginamos. Gabo deslizó su valija y yo arrastré la mia. Primero puerta de virdrio y luego el ascensor. Andrés no recordaba cual era nuestro departamento. Abajo del timbre dice "FABRICA" asique lo encontramos. En el segundo piso.
Bueno, quién abre? fue la pregunta. No me acuerdo quién fue, pero la puerta se abrió y nuestra mandibula bajó unos centimetros más de lo normal. Ufff, era tanto más grande y mejor de lo que me imaginaba. Andrés, comicamente dijo "permiso, les jode si abro la perciana" ja. Claro, era nuestro departamento. Nuestro. Genial. Cocina, utencillos, tres habitaciones, un baño muy grande, living, revistas, sillones, cuadros, balcón, notitas de Fabricantis anteriores. Revistas en japonés que se miran para el otro lado, bueno mucho. La alegría invadía cualquier tipo de cansancio y contractura.
Tres habitaciones, una muy grande, otra muy bien y la otra un poco más pequeña. Con gabo sorteamos la grande. El trato es hacer tres meses y tres meses. Asi la disfrutamos un poco cada uno. Tiene cama matrimonial. El primer trimestre la gané yo. Después él, después yo, después él. Andrés nos guió hasta el sumerpercado, a unas tres cuadras, mientras caminabamos nuestros primeros pasos por treviso alucinabamos con la vista de cada cosita, Desde el asfalto hasta los techos de las casas. Todo es un postal, todo, en serio. A la noche salimos a comer los tres. Brindamos por mi cumpleaños pero festejamos por todo.
Fue raro eso. Fue el día que menos viví mi cumpleaños de todos los que pasé. El día que menos gente me saludo por eso (por una cuestión obvia). Y sin embargo, fue un de los mejores días de mi vida. Que poco importaba cumplir años. O que regalo tan tácito me estaba haciendo mi vida. Me cuesta definirlo como el mejor. No sé si el mejor. Podría decir que fue el día más MÁS de mi vida. Por fue como todo muy abundante, abrumador, semi enceguecedor.
Nos fuimos a dormir sabiendo que al día siguiente, miercoles, nos esperba algo que podía ser aun mas shokeante, más MÁS. El día siquiente ibamos a conocer Fabrica.
Ya escribí bastante. En mi próximo rato cuento de Fabrica. Porque hay mucho para decir. Fantabulosamente, fue más más que lo más de que esperabamos. Porque hay mucho para decir.
Dejo un video con un recorrido rápido del depto. Después subo algunas fotos.

4 comentarios:

Rosario dijo...

bue.... el depto esta buenisimo!!!!
buena la descripcion del viaje es genial... segui contando. Yo te sigo desde aca. beso

Los Guerrero dijo...

Muy bueno todo. Saludos y mucha mer...

Flia Guerrero

Alejo dijo...

Querido!!! Buenisima toda la descripcion de tu viaje....la verdad me pone me contento escucharte (leerte) tan bien!! No seas paja y en cuanto tengas tiempo segui contando tus andanzas!

Abrazo
Ninfas

Camilo dijo...

Estas con tutti. Seguí escribiendo.